Domingo, 18 de Noviembre de 2018
AL INSTANTE: Propuesta presupuestal para 2019 fortalece inversión social: Raúl Navarro Gallegos.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

A Lilly Téllez se le olvida o no entiende

A Lilly Téllez se le olvida o no entiende

05 de Sep del 2018, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

El de Manuel Velasco Coello, es un caso ofensivo y reflejante: Siendo mandatario el Partido Verde lo incluyó, de último momento, en su lista de plurinominales y ahora ya instalado en el Senado vuelve a pedir licencia para regresar al gobierno de Chiapas.  

Pero antes de rendir protesta como Senador de la República, manipuló el Congreso de Chiapas (con mayoría Verde) y modificó los artículos 45, 52, 55 y 56 constitucionales para posibilitar su regreso al gobierno estatal.

Es decir, intervino dos poderes para igual número de licencias con el propósito de garantizarse la Senaduría y poder sustituirse así mismo para culminar su mandato gubernamental.

Bueno, todos estos excesos y agravantes son poca cosa o asunto menor para la senadora Lilly Téllez, quien se alineó a los deseos de Morena y aprobó la separación temporal de Velasco.

Según expone nuestra Senadora, lo que ocurre alrededor de Manuel Velasco es una “discusión estéril” y justifica con una pobreza no menos lastimosa al considerar que todos los senadores tienen derecho a la licencia.   

Además de que, agrega, no quería que se retrasara más el acuerdo que realmente importa: la reducción drástica del presupuesto del Senado.

"Allá Manuel Velasco. Que se vaya y regrese. Pobres Chiapanecos. Pero no puedo enredarme en este caso y dejar de hacer las cosas y el trabajo por el que vine al Senado: A trabajar por Sonora".

Una cortedad igualmente insultante de nuestra representante, por desinhibida e incoherente con sus reclamos locales.

¿No es esta del tipo de conductas autoritarias y abusivas que está obligada a evitar o cuando menos exhibir, Lilly? ¿Lo que hace Velasco no huele igual a lo que aquí ustedes presentaron como “un asalto a las facultades del Congreso y un secuestro de las instituciones”?

Tal vez lo olvide o no lo alcance a entender, pero por favorecer a Manuel Velasco aprobó lo mismo que aquí sataniza.

Votó por el sometimiento del Senado de la República al gobierno federal de su partido –y sin estar en funciones-, aliado político del gobernador-senador de Chiapas.

Legitimó la transgresión de un poder a otro, con la excusa infantil del desconocimiento, el desinterés o, peor, del derecho que tiene un Senador de la República. Sin importarle los medios y métodos.

Aquí, la pretensión estatal de equilibrar fuerzas fue traducida por Morena como una intromisión del Ejecutivo en atribuciones propias del Legislativo.

Allá, en el Senado que dominan los de la Cuarta Transformación, que el Legislativo acceda al capricho de un gobernador que se suplirá a sí mismo es un derecho que no debe distraer de otros objetivos más importantes…

Lo que Manuel Velasco hizo –y Lilly Téllez consintió obediente- no solo es una ilegalidad y una violación a la indispensable autonomía entre poderes; representa un amasiato político para favorecer los intereses de una sola persona.

Velasco no le restó atribuciones al Senado de la República, lo degradó o corrompió para beneficiarse y Morena le concede impunidad.

Aquí, con las reformas constitucionales, se alegó una utilidad colectiva en busca de gobernabilidad… con Manuel Velasco de plano se perdió el pudor y se asomó el sistema mafioso que prometieron desterrar.

Hipocresía que invalida y descalifica.   

Gracias y hasta la próxima con el favor de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com                                                                                             

Twitter: @masmedio



Compartir




LO MÁS VISTO