Lunes, 21 de Enero de 2019
AL INSTANTE: Ducto ya había sido perforado 10 veces en Tlahuelilpan.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: Ocurrencias en nombre del “mandato del pueblo”

#LaColumna: Ocurrencias en nombre del “mandato del pueblo”

05 de Oct del 2018, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Se ha vuelto parte de los usos y costumbres de la rudimentaria Cuarta Transformación recurrir al simplismo del “mandato del pueblo” en cada discusión y para toda arbitrariedad que los morenistas y sus fanáticos presentan como reivindicación social y sanación política.

Toda ocurrencia en cualquier espacio de poder que ostentan, Ejecutivo o Legislativo, se pretende legitimar con una errada concepción de democracia. 

Y para todo, una frase odiosa en el nuevo lenguaje eufemístico de la transformación: “servidores de la nación”, “el pueblo no se equivoca”, “primero los pobres”, “hagamos patria”, “abrazos, no balazos”, “mafia del poder”, “medios chayoteros”… 

Morena Sonora no entiende que un resultado electoral no anula acuerdos, no modifica o amolda leyes ni desaparece instituciones.

En el Congreso del Estado, estamos viendo un espectáculo degradante que inscribe un precedente pernicioso, y de tolerancia al descrédito y la mediocridad.

En este reducido Poder, al grupo mayoritario que integran los diputados de Morena le ha dado por desconocer y desobedecer los más elementales acuerdos que se toman en la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política.  

No respetan suspensiones de Tribunales, votaciones en sesiones públicas, llamados a la cordura. Nada.

La intrascendencia que los ocupa es el despido de varios empleados administrativos con suelos envidiables, que con alegatos jurídicos defienden su permanencia en el Congreso.

Este asunto estrictamente laboral, ocasionó que la coalición “Juntos Haremos Historia” se fracturara a niveles de sintomática recreación.

Ante la ofensiva desde la fracción de Morena por no haber apoyado los nuevos nombramientos de directores y subdirectores, Rodolfo Lizárraga –del PT- se defendió con fundamento legal y vagancia política.

Argumentó sobre legalidad, comprometió autonomía, reclamó maltrato de sus compañeros de Coalición y requirió calidad moral de quienes en el Pleno se dan golpes de pecho y lo llaman traidor, pero que en el Ayuntamiento de Hermosillo piden cargos para su marido.

Diana Platt tiene mucho que aprender de este hábil legislador, de lo más sensato y congruente en lo que va de esta Legislatura.

En cambio, el también morenista Martín Matrecitos acudió al derecho que, “por mandato del pueblo”, tienen para sustituir a cualquier trabajador del Congreso estatal.

Lo que este personaje tozudo no entiende, es que la intransigencia irracional que exhibe contradice el proyecto pacificador e incluyente de Morena y su Cuarta Transformación.

No dimensiona, que los pleitos internos contaminan y devalúan la promesa de justicia y bienestar colectivo.

Y es que, se concluye, la ignorancia no es buena consejera si se combina con cualquier tipo de complejo y resentimiento.

Muchos lo previmos, y lo dijimos.

¿Una marcha por la paz o regresar retenes?

Las alcaldesas Célida López y Sara Valle, de Hermosillo y Guaymas, respectivamente, tienen debilidades afectivas similares y estrategias de gobierno igualmente particulares, pedestres.

En Guaymas, donde ayer acribillaron a 4 ó 5 policías municipales, el gobierno municipal de Morena planteó como apuesta para contener la inseguridad y los homicidios… ¡una marcha por la paz!

Una genialidad propia de la autoridad que días antes paseaba por Arizona con el pretexto de resucitar el equipo Ostioneros, sin importar que su cuñado Tesorero aún no haya conseguido el dinero que se requiere para construir el estadio…

Aquí, en Hermosillo, donde te roban o matan a cualquier hora y lugar, se tiran balazos en el bulevar y colocan narcomantas a domicilio, la presidenta Célida López está pensando en resolver estas contrariedades… ¡poniendo retenes antiborrachos!

Y es que, sí, sería horrible que nos toque presenciar alguna ejecución o balacera en estado inconveniente…

Además, ¿imaginen derrochar la gasolina fiada de las patrullas en tareas de vigilancia en colonias y prevención del delito? Sería poco rentable

Eso de que “Tú Transformas Hermosillo”, tiene todo sentido.

Gracias y hasta la próxima con el favor de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com                                                                                               

Twitter: @masmedio



Compartir




LO MÁS VISTO