Viernes, 19 de Julio de 2019
AL INSTANTE: Alcalde de Nogales hace pública su relación con síndica municipal .. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: Célida, Munro y la (no) oposición

#LaColumna: Célida, Munro y la (no) oposición

29 de Apr del 2019, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Nos precisaron en redes sociales que el reclamo por la desbordada inseguridad pública en la capital, habría que hacerlo –también- al gobierno del Estado y a la federación como “corresponsables” en este fenómeno que nos involucra a todos.

Al lector, aunque anónimo, no le falta razón y nos permite hacer un análisis más integral de esta crisis que, sostenemos, tiene origen en la inacción de los Municipios.

La semana pasada, por impactante que parezca  y no lo haya sido para el Ayuntamiento, en Hermosillo asesinaron a cuatro personas: dos el martes y otras dos el viernes, entre ellos un comandante de la Policía Municipal.

Como obligada campaña periodística para exhibir la negligente ausencia de la autoridad municipal, este medio sirvió de conducto para lanzar el reclamo Y dónde está Célida López.

Lo hicimos en ejercicio de nuestra misión social, por nuestro compromiso de contrapeso y para contribuir a manifestar una realidad, además motivados por la reprochable parálisis de la (no) oposición política y partidista que (no) existe en todo Sonora.

Y es que priistas y panistas a lo visto han decidido indultar a los principales responsables de esta calamidad que se focaliza –ahora- en la capital, pero que se extiende en toda la entidad: la alcaldesa Célida López y el gobierno federal.

Porque afirmamos como tesis que no libera de la carga gubernamental que le toca, que no es mucho lo que un Estado puede hacer sin apoyo y recursos frente a este mal inmunizado de la violencia que se esparce en todo el país y que se gesta en los municipios.

¿Cómo un gobierno estatal que no emane de Morena podría contener la inseguridad pública sin el respaldo de alcaldes –la mayoría de Morena- y sin la intervención del nuevo gobierno federal que muestra intenciones, pero carece de estrategia?

Debe ser –incluso- frustrante para un secretario como David Anaya, buscar coordinación con una alcaldesa más ocupada en concursos de fotos, cortes de riatas y hasta en felicitar boxeadores.

¿O no les parece aberrante, ofensivo el comportamiento de Célida López que no asistió al homenaje de su comandante asesinado y mejor optó por ponerse botas y sombrero para protagonizar el inicio de la fiesta de los ganaderos?

¿Y por qué no lo dicen? ¿Son lo mismo? ¿También cuando se les muere-matan un familiar al día siguiente se van muy sonrientes al baile del pueblo? ¿O así se usará en Puerto Peñasco?

La (no) oposición tan dada a apedrear la luna pontificando sobre lo que dice u omite el presidente López Obrador, ¿por qué no centra sus reclamos en la incapacidad federal para pacificar el país, como lo prometieron?

Si la mudez del PRI Gobierno Sonora se explica en un imaginable (mal) cálculo de subsistencia que ofrece complicidad a cambio misericordia; la actitud complaciente que presenta el PAN es igual criminal y desesperanzadora.

¿Cuándo han visto a Neto Munro tocar con la más tibia de las declaraciones a la Presidenta Municipal de Hermosillo?

El dirigente del PAN fue secretario de Seguridad Pública, no dijo nada de los sucesos de la semana pasada y más bien anda metido en la polémica por la venta de cerveza en la Expo y porque los cheros de ocasión no se vayan a aruñar.

Hay que tener muy poca dignidad y un enorme desprecio por la inteligencia de los demás.

El fenómeno de inseguridad que cada vez menos asombra, parte y se sirve de la podredumbre que consume las corporaciones municipales, se alimenta de la frivolidad y ocurrencias de las autoridades locales y se consolida con las improvisaciones idealizadas de un gobierno federal perdido e incapaz.

Y lo más triste es que la (no) oposición haya decidido rendirse y abandonar los municipios para compartir el desprestigio y ayudar a cargar el peso de los muertos.

Gracias y hasta la próxima con el favor de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com                                                                                                                

Twitter: @masmedio



Compartir