Martes, 22 de Octubre de 2019
AL INSTANTE: Vivió borracho por años sin beber alcohol; su cuerpo elaboraba cerveza.. Ver más

Salud

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

Buenas noticias para quienes aman tomar café

Buenas noticias para quienes aman tomar café

03 de Jun del 2019, Hermosillo, Sonora

Tomar café puede mantenernos despiertos durante la noche, pero una nueva investigación nos ha dado una razón para dormir tranquilos sabiendo que esta popular bebida no es tan mala para nuestras arterias como lo sugieren algunos estudios anteriores.

La investigación de la Universidad Queen Mary de Londres, en Reino Unido, ha demostrado que tomar café, incluso en personas que beben hasta 25 tazas al día, no está vinculado con tener arterias más rígidas. El trabajo, dirigido por el profesor Steffen Petersen, se presentó este lunes en la Conferencia de la Sociedad Británica cardiovascular (BCS, por sus siglas en inglés) en Manchester, Reino Unido, y fue financiada en parte por la Fundación Británica del Corazón (BHF, por sus siglas en inglés).

Las arterias transportan sangre que contiene oxígeno y nutrientes de su corazón al resto de su cuerpo. Si se vuelven rígidas, puede aumentar la carga de trabajo en el corazón y elevar la probabilidad de que una persona sufra un ataque cardiaco o un derrame cerebral.

El estudio de más de ocho mil personas en Reino Unido desacredita los trabajos anteriores que afirman que beber café incrementa la rigidez arterial. Las sugerencias anteriores de que el consumo de café conduce a arterias más rígidas son inconsistentes y podrían verse limitadas por un menor número de participantes, según el equipo detrás de esta nueva investigación.

Para este estudio, se clasificó el consumo de café en tres grupos. Los que beben menos de una taza al día, los que beben entre una y tres tazas al día y los que beben más de tres. Se excluyó a las personas que consumían más de 25 tazas de café al día, pero no se vinculó el aumento de la rigidez de las arterias con las personas que bebían hasta este elevado límite en comparación con las que ingerían menos de una taza al día.

Las asociaciones entre el consumo de café y las medidas de rigidez de las arterias se corrigieron por factores como la edad, el sexo, el origen étnico, la condición de fumador, la estatura, el peso, la cantidad de alcohol que bebían, lo que comían y la presión arterial alta.

Excelsior



Compartir