Viernes, 20 de Septiembre de 2019
AL INSTANTE: El mundo se está quedando sin pájaros.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: Otro fuchi, guácala inadmisible

#LaColumna: Otro fuchi, guácala inadmisible

12 de Sep del 2019, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Dice la nota informativa o boletín oficial: “Condena Secretario de Seguridad atentado contra familia en Empalme”.

Pero para que la condena sea aún más enérgica, aunque igual de inútil, en el contenido se enfatiza que “el suceso en el que una familia integrada por una mujer y dos menores sufrieron serias quemaduras en sus cuerpos a consecuencia de que un presunto grupo de sicarios prendieron fuego a su vivienda en una colonia de Empalme, es totalmente condenable”.

Porque nunca sería lo mismo una condena parcial, desde luego. Y David Anaya Cooley nos recuerda otra ofensiva obviedad: “Ese tipo de acontecimientos no deben seguir pasando en Sonora, sobre todo cuando son menores los involucrados”.

Es a lo que se ha reducido la mesa por la construcción por la paz, a advertencias irrisorias, a anuncios de redoblamientos de esfuerzos, a llamados a reforzar la coordinación, a buenas intenciones, a lamentos inservibles.

Es, digamos, nuestro fuchi, guácala recibido sin la tolerancia de la que goza quien llega al extremo de pedir a grupos criminales portarse bien, que le bajen y que piensen en sus familias antes de cometer un delito...

Ahora lo presentamos como ironía, pero no estamos lejos de que nuestras autoridades municipales y estatales se ciñan a esta peculiar estrategia presidencial de pacificación.

Y es que, también debe decirse, aquel anuncio del freno definitivo y contundente a las bandas criminales, con acciones de inteligencia y operativos focalizados, no puede prosperar si en un pequeño pueblo como Empalme se siguen burlando de la Guardia Nacional.

Como tampoco han servido los militares puestos de comisarios en las ciudades con más homicidios, ¡entre ellas Empalme!, y que representa prácticamente la rendición de los tres niveles de gobierno.

Porque esa es la realidad que ya no se oculta, la inseguridad que se origina en los municipios nunca podrá contenerse si  alcaldes y funcionarios federales apuestan al milagro de la redención.  

Ojalá los delincuentes sí piensen en sus mamacitas y recapaciten, porque aquí el único recurso es seguirles regañando.

Mientras, sigamos ocupados y asustados con la llegada de la temporada de baches.

El oportunismo de Lorenia Valles

Por cierto, la conducta oportunista y frívola de la diputada Lorenia Valles Sampedro puede ser indicativa del desenfoque y la ineptitud con que los gobiernos de Morena enfrentan la crisis de inseguridad en los municipios.

Esta dama, legisladora de este partido que representa a la capital del estado, lejos de ocuparse de contribuir efectivamente a la disminución de este flagelo social, se dedica a confundir y a desmotivar aún más a los hermosillenses.

Hace un par de días, el Gobierno del Estado organizó unas jornadas de cirugías de cataratas que benefició a más de 350 sonorenses con problemas visuales.

La jornada estuvo a cargo de DIF Sonora y participaron organizaciones de la sociedad civil, pero lo que no se esperaba es que la diputada federal se colgara del loable esfuerzo e hiciera caravana con sombrero ajeno.

A Lorenia le dio por convocar al evento como su fuera suyo, provocando se alterara el orden y ocasionando que sus invitados –que igual fueron atendidos- perdieran tiempo al iniciar desde cero con un expediente que se debió tener desde varios meses de anticipación.

Lo que hace Lorenia Valle puede tener dos posibles explicaciones: o carece de creatividad para diseñar sus propias plataformas de apoyo o lo suyo sigue siendo colgarse del éxito de los demás.

Así, como llegó a la Cámara de Diputados.

Gracias y hasta la próxima con el favor   de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com                                                                                                                    

Twitter: @masmedio    



Compartir