Lunes, 30 de Marzo de 2020
AL INSTANTE: Cancelan su boda por Covid-19 y regalan banquete en hospital.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: La elección se gana –y se pierde- en los municipios

#LaColumna: La elección se gana –y se pierde- en los municipios

27 de Jan del 2020, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio 

Hace unos días el dirigente del PRI en Sonora retomó una encuesta para decir que los alcaldes de Morena, todos, estaban reprobados por casi un 70 por ciento de los ciudadanos.

En conferencia, Ernesto De Lucas Hopkins se refirió a un trabajo de Massive Caller donde se demuestra que los problemas sociales han empeorado desde que Morena controla casi la totalidad de los municipios.

Y presenta un caso tan emblemático como indiscutible: de 100 municipios calificados, Cajeme aparece con apenas el 16.4 por ciento de aprobación y 14.1 por ciento de índice de confianza (según datos de Consulta Motosfky).

La lógica partidista de De Lucas es que Morena perdería la próxima elección de 2021 producto de sus nulos resultados en los municipios.

Lo que todavía no entienden quienes se dedican al escrutinio de las indudables deficiencias de los morenistas, es que la elección también se gana en los municipios.

Las limitaciones, los excesos y la mala actuación que eventualmente se señala en quienes gobiernan desde la ignorancia y la impericia, ¿no estarán siendo motivados por la condescendencia y la complicidad?

Para que Morena pierda un municipio y no llegue al gobierno del estado, será condición insalvable que la oposición asuma su incomprendido papel de antagonista activo, congruente e inteligente que no ha mostrado.

Veamos un ejemplo:

En Cajeme, a diario desde el Ayuntamiento se toman demenciales decisiones que no encuentran la menor resistencia. Ni a nivel local, ni desde ninguna esfera partidista o gubernamental.

Este municipio del sur sobrevive, tal vez, a una de sus peores administraciones con índices de inseguridad que al alcalde Sergio Pablo Mariscal deberían mantener agobiado, avergonzado, sometido al punto de la dimisión.

No obstante, y aunque parezca broma, en Cajeme renunció el militar enviado a pacificar el municipio y el alcalde Mariscal impuso, de nuevo, a Francisco Cano, el jefe de la Policía con el que había iniciado su histórica gestión en criminalidad.  

¿Y dónde está y qué dice el PRI en estos momentos? ¿Para qué sirve el PAN que lleva años borrado en este lugar? ¿Qué hace Movimiento Ciudadano, ahora con virtual candidato del municipio más violento? ¿Y los liderazgos sociales que se manifestaban por el agua?

¿Qué puede esperarse si empresarios y sociedad civil están callados, agachados o acomodándose para mantener privilegios, pese a las atrocidades en inseguridad, la decadencia en servicios públicos, el deterioro en vialidades?

Esta inaceptable indiferencia es la que explica la despreocupación de los alcaldes “reprobados”.

Puede tener razón Ernesto De Lucas al reprochar que los alcaldes de Morena están reprobados, pero ¿qué calificación habría que ponérsele a la oposición de cada municipio?

¿Qué tan eficiente y consistente ha sido el papel del PRI, PAN, MC para reclamar errores y excesos de los alcaldes de Morena, más allá de obligadas posturas que ocasional y tímidamente propagan en redes sociales?

Aquí sostenemos que la elección se gana en los municipios, como vemos que la está perdiendo la oposición.

Gracias y hasta la próxima con el favor   de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com                                                                                                                             

Twitter: @masmedio  



Compartir