Sábado, 19 de Septiembre de 2020
AL INSTANTE: Esto costará el PlayStation 5: precio y fecha de lanzamiento.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: Políticos aprovechando la emergencia

#LaColumna: Políticos aprovechando la emergencia

06 de Apr del 2020, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

En Morena Sonora, o lo que de este partido se desprende, hay dos extremos igualmente aberrantes  frente a la emergencia: quienes se ocultan para evadir responsabilidades y los que aprovechan el momento para sacar raja política.

Entre los primeros se enlistan una mayoría de funcionarios municipales y federales de este movimiento, como el impresentable de Jorge Taddei, que han estado ausentes y que apuestan a un milagro que legitime la ligereza con que han recibido la pandemia por coronavirus.     

Una inhumana negligencia característica de un aturdido servidor de la nación promedio, dotado para hacer girar una matraca y repartir becas.

Ahora preocupa la tendencia de cada vez más representantes de Morena, que con el agravamiento de esta crisis se activan para escupir prejuicios delirantes –como Wendy Briceño- o se disponen a contrarrestar repudios con despensas.

Una estrategia clientelar ordinaria, inherente a un transformador anacrónico que imita la escuela del viejo PRI.

De Wendy y sus bravucones con iniciativa no se espera otra cosa; tampoco del mini delegado de los programas para Bienestar y sus similares izquierdosos burocratizados.

Lo que inquieta es que a estos fanáticos se sume la senadora Lilly Téllez, porque la mantenemos en otra categoría y porque pudiera estar consintiendo - ¿sin saberlo?-un lucro imperdonable a partir de sus buenas intenciones.

Ayer, la Senadora se quejó porque hay personas enojadas por las despensas que está repartiendo en algunos municipios marginados.

Es ofensivo que alguien aproveche la situación para beneficio político y en mi caso es hasta absurdo porque NO busco la gubernatura de Sonora”.     

Lilly reaccionó a un caso específico en Etchojoa, donde se cuestiona la intervención oportunista de “un voluntario” que lleva maseca en nombre suyo a varias comunidades pobrísimas, como El Bayajorit, Buaysiacobe y Bacobampo.

El “voluntario” al que le agradece “de todo corazón” la Senadora, es Sebastián Valenzuela…

Lo que Lilly Téllez tal vez no sepa, que nos parece de una ingenuidad inaudita, es que el tal Sebastián es sobrino del alcalde morenista Judas Mendívil, ¡y que además quiere ser candidato a Presidente Municipal!

Y lo más detestable es que este aprendiz privilegiado hace caravana con sombrero ajeno, con dinero público, ¿por qué no se canalizan estos apoyos por medio del DIF o alguna otra dependencia, la que sea?  

Así es como una buena obra fácilmente puede encajar en el aprovechamiento político de la emergencia, de la pobreza, directo o patrocinado.

Porque no creeríamos que Lilly Téllez no advierta el desbordado protagonismo de su “voluntario (¿“#TuyYoPorEtchojoa” ?), quien con su impertinente proselitismo ensucia el plausible propósito y contrasta la narrativa del altruismo.

Ojalá Lilly corrija y entienda que nadie se enoja porque ayude al prójimo, lo que ensombrece es que ella participe de esta inmoralidad no propia del momento ni de su prestigio político.  

Gracias y hasta la próxima con el favor   de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Twitter: @masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com / rodrigosotelo69@hotmail.com



Compartir




LO MÁS VISTO