Sábado, 27 de Noviembre de 2021
AL INSTANTE: Rusia y China tunden a Biden por excluirlos de cumbre sobre democracia.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: Lo profundo de Alfonso Durazo

#LaColumna: Lo profundo de Alfonso Durazo

16 de Mar del 2021, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Aunque no es mucho lo que se puede hacer en medios por la causa duracista, al candidato de Morena le está haciendo falta un representante respetable y capacitado que lo defienda en medios y redes sociales.

Como vocero, se ha visto a su Coordinador de Comunicación Social, Edgar Sallard, un insignificante busca chambas  que ni medianamente llena los vacíos que se profundizan en esta campaña.

Sallard es un personaje tan limitado y desagradable, que hace anhelar la sofisticación de la deshonestidad que amenaza con regresar al poder con el cuento de que nos está costando más cara la ineptitud.

Ayer, en un momento de ociosidad y tolerancia estomacal, escuchamos un abusivo debate entre el vocero de Morena y el de la Alianza Va Por Sonora, el diputado Gildardo Real.

La calidad y templanza del legislador panista, no sorprende; lo de Edgar Sallard fue grotesco e indica una decadencia profunda y exponencial.

¿No hay otro un poquito más decoroso que pueda interceder por el candidato Alfonso Durazo? ¿El dirigente Adolfo Salazar? ¿El chilango Jesús Valencia? ¿La coordinadora María Dolores del Río? ¡Hasta Memo Noriega!

De un vocero de candidato a gobernador de un estado, mínimo se espera un comportamiento responsable y juicioso en proporción al compromiso y al puesto disputado.

No puede decirse que Alfonso Durazo en la Secretaría de Seguridad federal disminuyó la violencia en todo el país, cuando aquí llueven balazos en San Luis Río Colorado, Magdalena, Santa Ana, Guaymas, Empalme, Obregón… por donde pasa o a donde va a llegar el candidato.

No puede hablarse de identidad o de que la gente se desvive por “tocar al candidato”, cuando Durazo no vive y no conoce Sonora y se mueve en una impenetrable burbuja de seguridad personal.

No puede acusarse al gobierno del estado, cuando los propios diputados morenistas han avalado el buen desempeño de la gobernadora Claudia Pavlovich. Le aprueban presupuestos, deudas, reconversiones, todo.

No puede presumirse que tienen orígenes en el “Sonora profundo” y que no nacieron en cuna de seda, cuando viven en la Joya y con más lujos que los ricos de abolengo “de la Pitic y la Náinari”.

El vocero no debería atreverse a acusar irresponsablemente enriquecimiento de un diputado honorable como Gildardo Real, cuando él fue cómplice por participación u omisión de las históricas corruptelas e inmoralidades en el gobierno de Guillermo Padrés.

Lo profundo, en la campaña de Alfonso Durazo, es la desfachatez del candidato;  la incompetencia del equipo que lo acompaña; y la amenaza que implica un proyecto que anuncia la imposición de un sistema arcaico y revanchista.

El “Sonora profundo”, del profundo fracaso que antecede a Durazo en seguridad y se presagia –de llegar- en el gobierno del estado.

Así de profundo y peligroso.

Truena la Alianza en Navojoa… ¿sigue Hermosillo?

Somos unos convencidos de que las posibilidades de Ernesto Gándara, con todo y las oportunidades que regala a diario Alfonso Durazo, pasan mayormente por la correcta y armoniosa elección de candidatos en los municipios.

La campaña del Borrego, que sin ser nada ingeniosa ni productiva, supera por descarte la del candidato de Morena.

El problema es que Gándara no tiene margen de error, no se puede dar el lujo de descuidar ningún municipio resuelto; tampoco está en condición de seguir dilatando el desenlace en donde aún no deciden.

En Navojoa fallaron los operadores de Ernesto Gándara, que no tuvieron el cuidado de darle el trato que merece una dama como Ana Luisa Valdez que difundió su inconformidad al quedar excluida acusando que la Alianza “juega a la simulación”.

Incluso, el propio Gándara la ignoró durante su arranque en este municipio cuando la aspirante se le acercó para intentar hablar con el candidato en un recorrido (hay video).

El reclamo de Ana Luisa Valdez solo demuestra lo que aquí hemos señalado: el Sonora Ganadora menosprecia a las mujeres, y que la cómoda tibieza del candidato lo vulnera y le traerá consecuencias a su proyecto.

Porque todo, todo, ahora es facturable a la candidatura del Borrego Gándara… 

Y sigue Hermosillo.

¡Qué nervios!

Gracias y hasta la próxima con el favor   de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Twitter: @masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com / rodrigosotelo69@hotmail.com



Compartir