Sábado, 17 de Abril de 2021
AL INSTANTE: Así es una partida perfecta de Pac-Man clásico.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: Las taradas serán feministas o no serán

#LaColumna: Las taradas serán feministas o no serán

31 de Mar del 2021, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Tenemos algunos comentarios sobre lo dicho por la alcaldesa Celida López de las taradas del trapo verde y las estruendosas reacciones en contra que ha generado en reducido grupo feminista aludido.

De entrada diremos que no nos sorprende, ni el desenfado de la Presidenta Municipal ni la ultra sensibilidad de las mujeres (y algunos hombres que se suben a la ola) cada vez más acostumbradas a la afinidad pública, pero con sus desenfocadas causas.

Diremos que cada palabra de Celida refleja una realidad dolorosa y corrosiva, pero que nos gusta adornar para no incomodar a la minoría que ha decretado cambiar estándares y normalizar la enajenación y la indecencia.

Y se debe estar tarada, sí, para no identificar prioridades y escandalizar porque se diga que una mujer tiene absoluto control de su propio cuerpo, con todo y sus consecuencias, que al no asumirlas se convierten en parte de la crisis que se está viviendo: “Abres las piernas o las cierras”.

Ese recordatorio les indigna, pero callan cuando a otra mujer que ha aportado tanto (la señora de 95 años) le aplican una vacuna de nada en Cajeme.

No las sacuden los feminicidios, las desaparecidas, las niñas en los bulevares pidiendo limosna, las que trabajan en los campos agrícolas de la Costa, las que son abusadas sexualmente… las trastorna la claridad con que las describe otra mujer.

Las niñas y niños con cáncer o alguna otra enfermedad, que no reciben atención ni tratamiento, mientras ellas intentan legalizar la muerte.

No les preocupan las mujeres trabajadoras o las madres solteras que sí luchan por sus hijos, por el bienestar de sus hijos; las unifica “la ofensa” de quien las exhibe y les pide verdadera empatía.

¿O han visto alguna petición en change del algún colectivo que busque cambiar estas tragedias cotidianas, alguna acción que se salga de la sola protesta o de la aborrecible y hueca sororidad?

Las que se agravian son las que reducen a misoginia y machismo toda crítica, por ser la forma más simple y sectaria de justificar la incapacidad y de defender la cultura del privilegio.

Las que idolatran reinotas, las Wendys de la inutilidad, las machistas del trapo verde que están peleadas consigo mismo.

El pecado de Celida López fue haber externado una opinión sobre un tema controversial, invariablemente sesgado y tratado a la ligera y a conveniencia. Lo de la alcaldesa es una postura valiosa, por honesta y realista.

El delito de la Presidenta fue, curiosamente, no sujetarse a lo políticamente correcto, no seguir la cantaleta de los que en público son progresistas, pero que ponen todos sus alcances al servicio de una mayoría conservadora.

Desproporcionado e injusto intentar comparar a Celida López con casos como el de Salgado Macedonio. A diferencia, pero no entenderían, la alcaldesa protege a las mujeres llamándolas a cuidar su dignidad para no atribuir a otros sus errores y excesos.

Los comentarios de Celida López no fueron en contra de las mujeres, al contrario, al sugerirles responsabilidad ayuda a garantizar sus libertades.

En todo caso, Celida les habla a las feministas radicales, a las que destrozan todo y no aportan nada. A las que son odiosamente intolerantes cuando se enfrentan a quien no comparte sus teorías ensimismadas.

Celida López no se refiere a una violación o abuso a una pequeña indefensa, recrimina a las que tienen control de su cuerpo pero quieren socializar la pirujería.

Quienes piden lapidar a la Presidenta de Hermosillo por ejercer su derecho a expresarse, suponemos también sacan adelante una familia y son ejemplo para sus hijos.

¿Qué han hecho por las mujeres, por su familia, por su entorno quienes se auto asignan un valor similar o superior al de una mujer que predica con el ejemplo?

En lo personal, que la alcaldesa Celida López nos cuente entre el 80 por ciento de sonorenses que rechazan el aborto.

Y que les agrada, que se identifican, con los políticos que dicen y sostienen lo que piensan así, como va, sin correcciones.

Que defienden lo que creen y lo que les ha funcionado, con el carácter y la congruencia que, precisamente, las minorías incrustadas y en ascenso quisieran aplacar y someter.

Que no se empodere aún más la mediocridad, la liviandad y la hipocresía.

Abran las piernas, si quieren, pero luego no trasladen a otros las culpas.

Gracias y hasta la próxima con el favor   de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Twitter: @masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com / rodrigosotelo69@hotmail.com



Compartir




LO MÁS VISTO