Sábado, 27 de Noviembre de 2021
AL INSTANTE: Rusia y China tunden a Biden por excluirlos de cumbre sobre democracia.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: Priorizar… ¿Cómo no se les había ocurrido?

#LaColumna: Priorizar… ¿Cómo no se les había ocurrido?

07 de Apr del 2021, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Escuchamos la más reciente capsulita de Ernesto Gándara, en la que ‘explica’ de dónde saldrá el dinero para su lluvia de promesas, que no propuestas acabadas, y quedamos aún más convencidos de su premeditada irresponsabilidad electoral.

Le vamos a hacer como le haría cualquier jefe o jefa de familia o cualquier dueño de un micro negocio o el gerente de una gran empresa: priorizando.

Y nuestra prioridad, pues es muy clara, se llama reactivación; reactivación económica, reactivación educativa, reactivación social. Para esta gran reactivación, vamos a quitar lujos y gastos innecesarios. Todo lo que nos ahorremos irá directo a reactivar Sonora”.

Y todavía remata: “quien diga que no lo podemos hacer, es porque no lo quiere hacer… así de claro, así de sencillo”.

Algo no debe andar nada bien en la campaña del Borrego Gándara, para que el aliancista se atreva a finalmente tocar este fundamental tema y todavía sonría cuando no aclara nada.

Algo no anda bien con la estrategia de Ernesto Gándara, para que se olviden de medidas sanitarias y empiecen a organizar eventos multitudinarios en colonias, sin cubrebocas, sin sanas distancias.

Para que le cedan el escenario a la señora, casi como candidata, con todo y el riesgo que implica involucrar y exponer de esa forma a la familia.

Junto a las mujeres, resolveremos problemas de Sonora: Pily y Ernesto Gándara”, boletinaron desde el PRI Sonora, dándole a la esposa un protagonismo –por lo menos- imprudente.

Los números no deben de estarle cuadrando al candidato de la Alianza, para este marcado relanzamiento en el primer tercio de la campaña, con estos niveles de desesperación que incluyen mostrarlo más entrón y mantener las promesas desenfrenadas.

La campaña de Ernesto Gándara no va bien, es evidente, sus señales indican que empieza la etapa del nerviosismo.

Porque, ¿quién cambia el diseño de su campaña cuando le está funcionando? Al Borrego Gándara lo mantenían engañado, a Alfonso Durazo no le están haciendo ni cosquillas.

El gran error de Ernesto Gándara ha sido soltar la designación de candidatos en los municipios y permitir imposiciones por cuotas de cúpulas en los distritos, locales y federales.

No identificar con agudeza que en el respeto de los acuerdos, en el cumplimiento de la palabra empeñada durante las negociaciones con los líderes panistas, también sacrificó la competitividad de su proyecto.

Que al rodearse de leales impreparados y no abrirse a los capaces del PRI y del PAN, ahora lo paga absorbiendo las consecuencias de una estrategia mal diseñada.

Que apostar a prescindir del aparato estatal, que aislarse, solo detonó más desencanto y la marcada falta de identificación que se observa en cualquier funcionario del PRI Gobierno.

Si Gándara no pudo ni ser el candidato de los priistas y por eso sus mayores promotores son los panistas, estaba casi imposible que entusiasmara a quienes lo ven con recelo, sin interés, por lo que representa y las limitaciones que presenta.

Ernesto Gándara fracasa si sus únicos apoyos provienen del rechazo automático a Morena, no por la simpatía que genera su candidatura.

Ernesto no avanza, porque confía en el éxodo de morenistas que quedarán inconformes con el reparto de candidaturas; sin medir que la afectación será aún mayor con los suyos desde hace meses abandonados y desplazados por los mismos de siempre o, peor, por panistas oportunistas.

El Borrego no ve que puede tener a un lado a varios aplaudiendo, arengando, pero en el fondo deseando que se hunda de puro resentimiento.

Sus propagandistas son de ocasión, condicionados a la retribución y esperanzados al milagro de la auto destrucción morenista.

Por eso ahora toman riesgos, intentan provocar y reparten lo que nunca tendrán.

El Borrego traicionó a Barraza

Por cierto, mucho hemos hablado del peligroso y, probablemente, determinante sacrificio de Ernesto De Lucas, pero poca atención se le ha dado al caso de Norberto Barraza.

Al ex director de Servicios Públicos Municipales, peor que al Pato, también lo engañaron, lo ilusionaron y al final lo desecharon.

¿Y quién fue el que provocó la salida de Barraza del Ayuntamiento al ofrecerle ser candidato a la alcaldía como propuesta del PAN? ¿Quién no pudo o no quiso defenderlo al no convenir a los panistas su inclusión en la Alianza?

Así como a muchos otros dejados solos y que esperan el momento para cobrárselo, Ernesto Gándara traicionó a Norberto Barraza.

La Kitty, candidata impresentable

En el Sonora Ganadora en femenino, que protege mujeres y condena todo tipo de violencia o delito, no cabe la candidatura de la priista Kitty Gutiérrez Mazón.

No solo por representar un cartucho quemado, de la elite privilegiada política y económicamente,  más bien por las sensibles acusaciones que pesan sobre un hijo de esta candidata, lo que resulta incomprensible e incongruente en la narrativa aliancista.

La de Kitty Gutiérrez, es una candidatura impresentable que agradece la no menos dañina Wendy Briceño.

Gracias y hasta la próxima con el favor   de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Twitter: @masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com / rodrigosotelo69@hotmail.com



Compartir