Sábado, 08 de Mayo de 2021
AL INSTANTE: Albert Pujols dado de baja por Angelinos.. Ver más

blog

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

7 costumbres que tenemos todas las personas que no nacimos para las mañanas
¡El que madruga tiene sueño todo el día!

7 costumbres que tenemos todas las personas que no nacimos para las mañanas

26 de Sep del 2017, Hermosillo, Sonora

7 costumbres que tenemos todas las personas que no nacimos para las mañanas

 PUBLICADO POR:VALENTINA DE ANDA

No nos gusta despertarnos temprano, que suene el despertador antes de las diez de la mañana o que inventen actividades que comienzan a las 8 a. m. Eso es una verdadera tortura para personas como nosotros.

Quienes nos rodean saben de nuestro problema intrínseco con los amaneceres prematuros y, lejos de respetarlo, intentan inculcarnos «el hermoso arte de madrugar». Nos ofrecen argumentos como «al que madruga Dios lo ayuda», «madrugar significa aprovechar el día», «una vez que te acostumbres a madrugar amarás hacerlo», entre muchos otros.

Pero nosotros sabemos la verdad: ¡el que madruga tiene sueño todo el día!

Estas son algunas de las costumbres que quienes no nacimos para las mañanas repetimos a diario:

1. Posponer es nuestro ejercicio favorito

Hay personas que salen a correr o van al gimnasio antes de ir a trabajar; dicen que es una buena forma de empezar la mañana con energía. En cambio, nosotros tenemos un ejercicio mucho más satisfactorio: posponer el despertador. 

2. Desayunar es para valientes

La cantidad de sueño que existe en nuestro organismo a esa hora de la mañana es tan grande que somos capaces de postergar cualquier tipo de actividad, como bañarse e incluso comer. Todo puede esperar en pos de unos minutos más entre las sábanas.  

3. Preguntas existenciales

Luego de postergar la alarma al menos cinco veces y olvidarnos del desayuno o del baño, comenzamos a hacernos preguntas existenciales: ¿Qué tanto necesito este trabajo? ¿Por qué no nací perro? ¿Es posible fingir una enfermedad? ¿Cuántas horas podemos dormir sin parar? ¿Algún día no tendré sueño?

4. Arrastrarse por la vida

Las señales que el cerebro le manda a nuestro cuerpo no son percibidas correctamente y es por eso que nuestros movimientos son lentos, torpes y pesados. 

5. Espíritu antisocial

Una vez que logras salir de tu casa y comienzas a ver gente te das cuenta lo mucho que deseas volver a la cama. La cantidad de sueño acumulado, más la falta de comida y la luz del sol posada en tu retina te convierten en uno de los seres más antisociales del universo.

6. Razonar a qué se debe tu sueño

Seguramente hayas pasado una noche entera viendo los capítulos de esa serie o hablando con tu crush de cosas irrelevantes. El hecho es que malgastaste tus horas de sueño y eso te irrita aún más

7. Retener el pensamiento más valioso

A pesar de todo ese sufrimiento, hay algo que te mantiene con vida, la certeza de que en unas horas podrás volver a tu casa y dormir aunque sea un poco.

 

 



Compartir




LO MÁS VISTO